El pasado 9 de agosto, se celebró el Día Internacional de los Pueblos Indígenas. Estas comunidades están formadas en todo el mundo por 370 millones de personas que siguen siendo uno de los grupos de población más marginados. El Fons Català de Cooperació al Desenvolupament desarrolla proyectos de apoyo a la población indígena, sobre todo en el continente americano.

La población indígena americana se distribuye a lo largo de la mayor parte del continente, sobre todo en áreas rurales y remotas, ofreciendo una riqueza cultural envidiable. Aun así, su sistemática persecución, invisibilización o menosprecio ha causado pérdidas dramáticas en esta población autóctona y la desaparición de tradiciones, lenguas o vestigios que es necesario preservar para las futuras generaciones. El enfoque de trabajo del Fons Català mantiene generalmente una doble vía: garantizar para esta población unas condiciones de vida dignas para poder disfrutar de los servicios básicos esenciales (vivienda, agua potable y saneamiento …) y al mismo tiempo reivindicar su forma de vida como un ámbito único e insustituible que hay que preservar, respetando siempre sus costumbres y tradiciones históricas.

Es de destacar el trabajo continuado en la costa Caribe de Nicaragua, donde se ha trabajado con población misquita y rama en ámbitos como la alfabetización y la lengua, la construcción de viviendas en un marco de reconstrucción post-emergencia o la puesta en marcha de sistemas de agua potable adaptados a las condiciones de sus propias comunidades. Esta tarea se ha replicado en otros países (Guatemala, Bolivia, Ecuador, México …) con el apoyo de varias ONG catalanas que trabajan también con el enfoque de la preservación de los derechos de los pueblos indígenas.

 

Algunos de los proyectos más destacados de la cooperación catalana con la comunidad indígena.

Organización de la academia de lengua indígena miskitu para revitalizarla y normalizarla en el municipio de Puerto Cabezas-Bilwi.  Pr 2770.

El proyecto prevé crear la primera Academia formal de lengua indígena miskitu, para normalizar su escritura y lengua oral, al tiempo fomentar su uso. La población miskita vive en la costa Caribe de Nicaragua y Honduras, y pese a que la Academia tiene previsto implementar en el municipio de Puerto Cabezas, tiene vocación de constituirse como el referente para toda la población indígena perteneciente a esta etnia y que a la vez es la población hablante de esta lengua que hay que preservar.

Se trata, pues, de un proyecto de apoyo a la población miskita desde el ámbito cultural y antropológico, donde ellos mismos son los protagonistas e impulsores de la idea, al tiempo la desarrollan de manera autónoma con el apoyo de la alcaldía y de la cooperación vinculada al hermanamiento con l’Ajuntament de Vilafranca del Penedès.

Abastecimiento de agua segura, saneamiento e higiene en la comunidad de Wawa Bar de Puerto Cabezas-Bilwi. Pr 2773

La comunidad de Wawa Bar del municipio de Puerto Cabezas (Nicaragua), a la que sólo se puede acceder por vía acuática, está formada por población indígena miskita. El proyecto prevé instalar sistemas de agua potable para todas las casas de la comunidad (287) a partir de la recogida de agua de lluvia en depósitos para cada vivienda, y también una letrina individual. Ya se ha cubierto casi el 80% en agua potable y cerca del 50% en saneamiento.

Este proyecto cuenta con la participación de l’Ajuntament de Sant Pere de Ribes, l’Ajuntament de Sant Gregori, l’Ajuntament de Vilafranca del Penedès, l’Ajuntament de Castellbisbal i l’Ajuntament de Subirats.

Extensión de la cobertura de la alfabetización en las comunidades ramas de Bluefields, Raas.  Pr 2913

Este proyecto es de carácter plurianual, por lo que se va ampliando progresivamente porque prevé alfabetizar toda la población indígena de la costa Caribe Sur de Nicaragua. Buena parte de esta población es de etnia rama, una de las más olvidadas en el país pero con una cultura y lengua propias que mantienen en zonas remotas y muy aisladas. Una parte importante del trabajo ya hecho se ha centrado en la pequeña isla de Rama Cay, que incluye además de la alfabetización aspectos de salud comunitaria y producción agrícola para mejorar sus condiciones de vida. Este proyecto cuenta con la colaboración de l’Ajuntament de Girona, Ajuntament de Castellbisbal, Ajuntament de les Cabanyes, Ajuntament de Fontcoberta, Ajuntament de Sant Agustí de Lluçanès, Ajuntament d’Alpens, Ajuntament de Begur, Ajuntament d’Alella, Ajuntament de Guardiola de Berguedà, Ajuntament de Sant Just Desvern i Ajuntament de Montornès.