Futuro de la movilidad

El debate fue organizado por el Frente Nacional de Alcaldes (FNP), en colaboración con la Confederación de Fondos de Cooperación y Solidaridad (Confocos/España) y la Associazione Nazionale Comuni Italiani (ANCI/Italia) y cofinanciación de la Unión Europea, a través del Proyecto AcessoCidades.

En el panel «Cómo las ciudades pueden liderar el cambio a los modelos de transporte: movilidad inteligente para el futuro», el alcalde de Nigran en Pontevedra (España), Juan González Pérez, compartió las experiencias de incentivo para una ciudad con menos coches individuales en las calles. «Tenemos que pensar siempre en la movilidad con las personas siempre», dijo.

Los autobuses Nigran, según Pérez, son accesibles para personas con movilidad reducida, niños y ancianos, y se fomenta el uso de bicicletas incluso en centros urbanos y escuelas. «Hemos construido espacios más seguros en las escuelas para fomentar la caminata y el uso de bicicletas, para que los padres y las madres se sientan seguros y cómodos con este modal. También fomentamos el senderismo, para que los coches no sean el único medio de locomoción. Queremos que todos estén incluidos», dijo.

Otra medida del municipio, dirigida a la movilidad sostenible, es el uso de vehículos eléctricos. «Tenemos varias estaciones de carga gratuitas para los conductores y aquellos que compran un coche eléctrico están exentos de impuestos. No podemos decirle al ciudadano que tenga un vehículo como este si no ofrecemos instalaciones», concluyó.

¿Qué ciudades y metrópolis queremos tener?

Fue con esta pregunta que la Responsable de Cooperación Internacional del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), Maria Peix, abrió el panel «Movilidad urbana desde una perspectiva de género», en Curitiba/PR.

El debate priorizó las políticas y perspectivas para una movilidad más inclusiva, teniendo en cuenta que las personas y las necesidades de cada uno son diferentes, y tuvo lugar dentro de la programación de la Smart City Expo Curitiba, la edición brasileña de la red de eventos más grande del mundo relacionados con el tema de las ciudades inteligentes.

Maria Peix consideró que los espacios, ya sea aquí o en otros países, no son neutros. «Ni experiencia, ni uso, ni construcción. Son diferentes personas que utilizan los espacios públicos de diferentes maneras y hay que prestar atención a eso», advirtió. Recordó que los hombres, las mujeres, los niños, los ancianos, LGBTQIA+, las personas con discapacidad, todos utilizan estos espacios. «Es importante tener esto en cuenta para proponer estrategias y políticas adecuadas».

Entre los desafíos citados por el representante del AMB se encuentra la construcción de un espacio público que garantice el acceso a todos, dando prioridad a la equidad de género. «Hoy en día, las políticas se piensan como si todo el mundo fuera a utilizar los espacios y el transporte de la misma manera, pero no es así. Cuando recopilamos datos sobre movilidad, nos damos cuenta de que las mujeres utilizan el transporte público mucho más que los hombres, pero son los hombres los que gestionan los medios», encontró.

Según Peix, las mujeres hacen más viajes en autobuses que los hombres, además de ser más susceptibles a la violencia y el acoso en estos modos. «Pensar en la emisión integrada de entradas y el alumbrado público en las paradas y en las calles, por ejemplo, es una forma de tener esta percepción de género. Incluir esta perspectiva en la movilidad significa reconocer que la forma de utilizar la ciudad y los espacios son diversos, por lo que deberíamos pensar en la inclusión en general», señaló.

Otro punto planteado por el experto fue la inclusión de las mujeres en la gestión de las políticas de movilidad urbana. Añadió que, al hacerlo, es necesario tener en cuenta la diversidad: mujeres jóvenes, mujeres mayores, niños, con y sin niños, con y sin formación, periféricos, negros, con diferentes capacidades y realidades socioeconómicas. «El proceso es lento, tenemos que aprender a incorporar elementos concretos para esto y ver a más mujeres ocupando espacios de decisión», concluyó.

Eventos paralelos

El jueves 24, el proyecto también debatió, durante Smart City, temas como los datos abiertos y el futuro de la movilidad urbana. Josep Maria Garcia, director de Planificación del Área Metropolitana de Barcelona (España), compartió cómo los datos abiertos pueden ayudar a avanzar en las políticas públicas para el sector de una manera más sostenible en las ciudades.

El punto de partida del debate fue la promoción de la información a los usuarios, con el fin de facilitar el acceso al servicio de transporte público en las ciudades y aumentar la actividad. Según los oradores, una comunicación más transparente, el uso de datos abiertos de un debate público cualificado puede contribuir a apoyar el diseño de soluciones.

Otro tema que se destacó involucró el futuro de la movilidad urbana, aportando una visión general de las diferentes tecnologías que se están creando para un futuro con el uso de bicicletas y coches autónomos sin conductores. Además de este diseño, el panel discutió los desafíos y barreras que pueden retrasar este futuro más sostenible y accesible. Josep García comentó que la implementación de estrategias públicas puede fomentar sistemas de movilidad sostenible, entre otros puntos.